background image

Preguntas Frecuentes del Mesotelioma

A continuación presentamos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el mesotelioma y el asbesto.

Mesotelioma

¿Qué es el mesotelioma y cómo se adquiere?

El mesotelioma es un cáncer de las células mesoteliales. Dichas células recubren las cavidades del cuerpo y los órganos internos. Cuando se inhalan o ingieren fibras de asbesto, las fibras se pueden alojar en la pleura, una membrana delgada y delicada que recubre y encapsula los pulmones. También se pueden alojar en el estómago y en otros órganos.
Las fibras de asbesto causan irritación y crean cambios en las células de la pleura, lo que produce el desarrollo de tumores. Esto se conoce como mesotelioma pleural, el tipo más común de mesotelioma. El mesotelioma del recubrimiento del estómago se conoce como mesotelioma peritoneal. El cáncer también se puede desarrollar en otras partes del cuerpo. También puede atacar al tejido de la pleura del corazón o a los tejidos que rodean los testículos.

A medida que progresa la enfermedad, las células cancerosas pueden hacer metástasis, o esparcirse. A medida que pasa el tiempo, dormir y comer se hace más difícil. Inclusos las actividades normales del vivir cotidiano pueden convertirse en un reto.

Tipos de mesotelioma

El tipo de mesotelioma desarrollado por una persona depende del órgano primario afectado.

Existen cuatro tipos de mesotelioma

  • Mesotelioma pleural. Esta forma de cáncer causado por el asbesto se encuentra en el recubrimiento exterior de los pulmones, que se conoce como el mesotelio. Éste es el tipo más común de mesotelioma y se ha estudiado mucho más que cualquier otra forma de enfermedad.
  • Mesotelioma peritoneal. El mesotelioma peritoneal afecta el recubrimiento del abdomen. Menos del 20 por ciento de los casos de mesotelioma diagnosticados en los Estados Unidos cada año son peritoneales.
  • Mesotelioma pericárdico. El mesotelioma pericárdico ataca el pericardio o el tejido del saco que contiene al corazón y a las venas primarias. El mesotelioma pericárdico equivale solamente al uno por ciento de los casos de mesotelioma.
  • Mesotelioma de la túnica vaginal. Este tipo de mesotelioma se encuentra en los tejidos que rodean los testículos. Es la forma más rara de esta enfermedad, y afecta a menos del uno por ciento de todos los pacientes de mesotelioma.

 

¿Cuáles son los síntomas del mesotelioma?

Los síntomas que presentan los pacientes varían dependiendo del tipo de mesotelioma que tienen, así como también de la etapa de la enfermedad. Los síntomas también pueden variar de paciente a paciente. A continuación de presentan los síntomas primarios que presentan los pacientes de mesotelioma.

Síntomas del mesotelioma

Pleural

Los síntomas del mesotelioma pleural son similares a una cantidad de otras enfermedades respiratorias. Sin embargo, cualquiera con historial de exposición al asbesto debería estar consciente de los síntomas y buscar atención médica inmediatamente si presenta cualquiera de los síntomas.

Los síntomas asociados comúnmente con el mesotelioma pleural incluyen:

  • Falta de respiración
  • Dolor en el pecho
  • Efusión pleural
  • Pérdida de peso
  • Tos persistente
  • Pérdida de apetito

Peritoneal

Los pacientes de mesotelioma peritoneal presentan con frecuencia los siguientes síntomas:

  • Ascitis (acumulación de fluido abdominal)
  • Pérdida de peso
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna

Pericárdico

  • Dolor severo en el pecho
  • Palpitaciones fuertes del corazón
  • Falta de respiración
  • Tos constante y aguda

Túnica vaginal

Con tan pocos casos documentados de este tipo de cáncer, se conoce muy poco sobre los síntomas. Sin embargo, los artículos médicos que detallan casos específicos señalan una masa testicular como el síntoma predominante.

¿Cómo se diagnóstica el mesotelioma?

Cuando se detecta temprano el mesotelioma, se tienen más opciones de tratamiento, lo que permite una mejor calidad de vida.  Sin embargo, diagnosticar el mesotelioma es difícil, especialmente si su médico familiar o especialista pulmonar no está familiarizado con las enfermedades relacionadas con el asbesto. Muchos pacientes presentan síntomas de debilitamiento durante meses antes de que se les diagnostique de manera adecuada y de que comience el tratamiento.

Cuando visita al doctor porque presenta síntomas, su equipo médico utilizará diversas pruebas y procedimientos para determinar la causa de su malestar. El médico comenzará preguntándole sobre sus síntomas y cuándo comenzó a presentarlos.

Es importante que le diga a su médico que fue expuesto al asbesto si sospecha que tiene mesotelioma. Su doctor debería tener un amplio entendimiento de su historial para ayudarle a asegurar un diagnóstico apropiado.

Tecnologías de imágenes diagnósticas

Están disponibles muchas tecnologías para permitirles a los médicos visualizarlo los órganos y tejidos, además de detectar la presencia de fluidos o tumores. Las tecnologías de imágenes le ayudan a su médico no solamente a realizar el diagnóstico de un mesotelioma, sino también a determinar un plan de tratamiento y a hacerle seguimiento a su respuesta a los tratamientos.

  • Imágenes de rayos X – Debido a la prevalencia de las máquinas y a su relativo bajo costo, usualmente los rayos X son la primera prueba que se le realiza a muchos pacientes. Los rayos X no tienen la resolución suficiente como para identificar el cáncer, pero pueden indicar la presencia de una efusión pleural o indicar la existencia de un tumor maligno en los pulmones o en la pleura.
  • Tomografía computarizada (TC) – Un escáner de tomografía computarizada utiliza rayos X y computadores para producir imágenes del interior del cuerpo más sofisticadas y detalladas que los rayos X convencionales. La TC se considera el mejor estándar de las pruebas mediante imágenes para un diagnóstico.
  • Imágenes de resonancia magnética (IRM) – Las imágenes de resonancia magnética utilizan un campo magnético fuerte y ondas de radio para escanear el cuerpo. La IRM proporciona imágenes de contraste de los tejidos blandos mucho mejores que la TC y frecuentemente se utiliza para planificación de las etapas de tratamiento y de la cirugía.
  • Tomografía de emisión de positrones (TEP) – La tomografía de emisión de positrones mide la actividad funcional y metabólica en el cuerpo. Los escaneos por TEP se utilizan más comúnmente para identificar la presencia de metástasis distantes.
  • TEP-TC (Tomografía de emisión de positrones, Tomografía computarizada integradas) – TED-CT es una técnica de imágenes de última tecnología que combina los escaneos TEP y CT en una sola máquina. Esto le permite a los médicos registrar de manera precisa las imágenes funcionales de la TEP con las imágenes anatómicas de la CT para proporcionar un entendimiento más completo del estado individual de la enfermedad del paciente.

Procedimientos de biopsias

  • Toracentesis – Se drena fluido del área pleural y de los pulmones y se somete a prueba para la presencia de células cancerosas. Este procedimiento se realiza cuando un paciente presenta una efusión pleural, o fluido en los pulmones.
  • Torascopía – Durante una torascopía se puede obtener una muestra de tejido de un tumor pleural o pericárdico. Un toracoscopio es un instrumento similar a un telescopio que se conecta a una cámara de video. Se inserta a través de una pequeñas incisión en el pecho, junto con herramientas quirúrgicas pequeñas. El médico puede observar el tumor a través de toracoscopio y puede utilizar herramientas especiales para tomar una biopsia del tejido.
  • Laparoscopia – Una laparoscopia le permite al médico observar y obtener una biopsia de un tumor peritoneal. En este procedimiento, se anexa un tubo flexible a una cámara de video que se inserta en la cavidad abdominal a través de incisiones pequeñas.
  • Broncoscopia – En una broncoscopia, el médico introduce un tubo flexible e iluminado por la tráquea hacia los bronquios para verificar la presencia de masas en las vías aéreas. Al mismo tiempo, el médico puede retirar muestra pequeñas de tejido anormal para pruebas posteriores.
  • Mediastinoscopia – Durante una mediastinoscopia, el médico inserta un tubo iluminado por debajo del esternón del paciente, al nivel del cuello y lo mueve hacia abajo dentro del pecho. El médico puede observar los nódulos linfáticos y tomar muestras de tejido para verificar la presencia de cáncer.

Tratamiento

El mesotelioma es una enfermedad agresiva que frecuentemente requiere de una estrategia de tratamiento igualmente agresiva. Sin embargo, el mesotelioma es resistente a muchos tratamientos estándares del cáncer, lo que lo hace una enfermedad difícil de manejar.

Con mucha frecuencia el plan de tratamiento consiste de quimioterapia. Para pacientes que son candidatos, la cirugía y la radiación también se utilizan en un enfoque multimodal.  Los pacientes deberían trabajar cercanamente con su equipo médico para desarrollar un plan de tratamiento que se ajuste a sus necesidades y objetivos de tratamiento.

Aunque no existe una cura para el mesotelioma, se hace referencia a las estrategias de tratamiento como curativas o paliativas en su intención. Los tratamientos curativos intentan curar o controlar la enfermedad, mientras que el cuidado paliativo se orienta hacia aliviar los síntomas y mantener al paciente cómodo y rodeado por los seres queridos sin tratar el cáncer mismo.

Las opciones de tratamiento del mesotelioma incluyen:

  • Cirugía. No todos los pacientes son buenos candidatos para una cirugía. Además de la salud general del paciente, la etapa y el tipo de enfermedad ayudan a determinar la decisión de operar del oncólogo. Las dos cirugías curativas principales para pacientes con mesotelioma son la pleurectomía o decorticación y la neumonectomía extrapleural (EPP).
    • Pleurectomía o decorticación (P/D). Esta cirugía se conoce a veces como la cirugía de “salvación del pulmón”. La cirugía consiste en retirar de la membrana enferma que recubre los pulmones y los tumores de mesotelioma visibles para salvar el pulmón.
    • Neumonectomía extrapleural (EPP). La EPP es la alternativa a la P/D para pacientes con mesotelioma pleural. Esta cirugía se considera un procedimiento más radical que implica la eliminación de un pulmón, el revestimiento enfermo de la cavidad torácica y el corazón, y una porción del diafragma.

Los procedimientos quirúrgicos paliativos se centran en aliviar los síntomas que están afectando la calidad de vida del paciente, pero no se centran en curar el cáncer. La pleurectomía de citorreducción y la pleurodesis son dos procedimientos que se utilizan a menudo en combinación para mejorar la respiración de un paciente. La pleurectomía alivia la presión sobre los pulmones mediante la extracción de las células cancerosas de la pleura. A continuación, se realiza una pleurodesis para fusionar la pleura y limitar la acumulación de líquido.

  • Quimioterapia. La quimioterapia es una de las modalidades de tratamiento primario para el mesotelioma. En la quimioterapia, consiste en un medicamento fuerte utilizado para matar las células cancerosas, se administra a través de una infusión en ciclos durante un período de varios meses. Desafortunadamente, los medicamentos de la quimioterapia no distinguen entre las células cancerosas y las normales, y también matan a las células sanas. Como resultado, los pacientes que se someten a quimioterapia comúnmente experimentan efectos secundarios, incluyendo la anemia, náuseas o cualquier otra alteración digestiva, y pérdida del cabello. El tratamiento de quimioterapia más común para el mesotelioma es la combinación de Alimta (pemetrexed), que fue aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. en 2004, y cisplatino, un elemento básico de larga data de muchos tratamientos de quimioterapia.
  • Radiación. La radioterapia utiliza la radiación ionizante de alta energía para eliminar las células cancerosas. La radiación ionizante cambia la estructura del ADN en las células, inhibiendo así el crecimiento y la división. La radiación se utiliza en la mayoría de los casos de mesotelioma. Sin embargo, la localización de las células malignas es difícil, lo que resulta en daño a las células sanas. Los efectos secundarios de la radiación son similares a los de la quimioterapia e incluyen pérdida del cabello, problemas digestivos, y anemia. Los avances recientes en el uso de la terapia de protones, que utiliza un haz de protones para irradiar los tumores, en lugar de haces de rayos X utilizados en la terapia de radiación convencional, le permiten a los médicos apuntarle con mayor precisión a los tumores profundamente asentados, limitando el daño al tejido circundante.
  • Ensayos clínicas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, los ensayos clínicas son la parte fundamental de todos los avances médicos. Los ensayos clínicos sirven para descubrir mejores formas de tratar, prevenir, diagnosticar y comprender las enfermedades humanas. Le proporcionan a los investigadores del mesotelioma información crítica necesaria para permitir que trasladen sus resultados desde el laboratorio a los pacientes. Para algunos pacientes con mesotelioma, los ensayos clínicos ofrecen la oportunidad de probar un tratamiento que de otra manera no estaría disponible. Existen beneficios y riesgos por la participación en ensayos clínicos. En los EE.UU., los ensayos clínicas se monitorean estrechamente y se ejecutan de acuerdo con pautas estrictas. El Instituto Nacional de Salud explica que la investigación clínica financiada por el gobierno federal cuenta con medidas de seguridad para proteger a los participantes. La decisión de participar en un ensayo clínico es elección personal del paciente, y los beneficios y riesgos se deben considerar cuidadosamente. A los pacientes con mesotelioma se les anima a trabajar en estrecha colaboración con sus médicos para determinar el mejor plan de tratamiento para sus necesidades. El plan de tratamiento que usted y su médico desarrollen dependerá de varios factores, incluido el tipo y la etapa de la enfermedad, y su salud en general.
  • Terapias Novedosas.   Las nuevas terapias, como la terapia génica, la terapia fotodinámica, y las vacunas están mostrando ciertas promesas en el tratamiento del mesotelioma.

¿Cuál es el estadiaje médico del mesotelioma?

Estadiaje del mesotelioma

El estadiaje es un método para evaluar el progreso del cáncer en un paciente. Se observa el mesotelioma y la extensión a la cual se ha desarrollado, además de si es posible que se esparza a otras partes del cuerpo. Puesto que el mesotelioma pleural ocurre con más frecuencia y es el más estudiado, es el único mesotelioma para el cual existe una clasificación de estadiaje.

Se utilizan varios enfoques médicos para determinar el estadiaje del mesotelioma, incluidos los rayos X, los escaneos TC e IRM. El avance, la extensión y la propagación del cáncer la etapa del mesotelioma, y además determina el tratamiento y el enfoque que se le debe dar al paciente.

Hay tres sistemas de estadiaje clínico reconocidos para evaluar la extensión y el alcance del mesotelioma pleural: El Sistema de Butchart, el estadiaje TNM, y el Sistema de Brigham. El Sistema de Butchart ha sido el método estándar de estadiaje para la mayoría de tipos de cáncer, incluido el mesotelioma. El sistema de estadiaje TNM está empezando a ser utilizado por los principales centros de cáncer como un método más preciso para evaluar específicamente el mesotelioma. El Sistema de Brigham es uno de los métodos más modernos para el estadiaje del mesotelioma.

El sistema utilizado en el pasado para el estadiaje del mesotelioma es el Sistema de Butchart. Este sistema se basa principalmente en la extensión de la masa del tumor primario, y divide mesoteliomas en etapas de I a IV. Muchos médicos aún utilizan este sistema.

  • Etapa I: El mesotelioma está presente dentro de la pleura derecha o de la pleura izquierda, y puede implicar también el pulmón, el pericardio, o el diafragma (el músculo que separa el pecho del abdomen) en el mismo lado.
  • Etapa II: Mesotelioma invade la pared torácica o implica el esófago (pasaje de alimentos que conecta la garganta con el estómago), el corazón, o la pleura en ambos lados. Los ganglios linfáticos en el pecho también pueden estar implicados.
  • Etapa III: El mesotelioma ha penetrado a través del diafragma hacia el peritoneo (revestimiento de la cavidad abdominal). Los ganglios linfáticos más allá de los que se encuentran en el pecho también pueden estar implicados.
  • Etapa IV: Hay evidencia de metástasis a distancia (se propagan a través del torrente sanguíneo a otros órganos).

Sistema de estadiaje TNM

Otro sistema de estadiaje ha sido recientemente desarrollado por el Grupo Internacional de Interés en el Mesotelioma y ha sido aprobado por el Comité Estadounidense Conjunto sobre el Cáncer (AJCC). Este es un sistema TNM, similar a los sistemas de estadiaje usados para la mayoría de otros tipos de cáncer. T significa tumor (su tamaño y qué tanto se ha propagado a los órganos cercanos), N significa la propagación a los nódulos linfáticos y M significa metástasis (propagación a los órganos distantes). En el estadiaje TNM, la información sobre el tumor, los ganglios linfáticos y la metástasis se combina en un proceso llamado agrupamiento por etapas para asignar una etapa descrita mediante números romanos del I al IV. Los principales centros para el tratamiento del cáncer están empezando a utilizar este sistema en lugar del estadiaje de Butchart, ya que representa con mayor exactitud la extensión del tumor.

  • Etapa I: El mesotelioma implica la pleura derecha o la izquierda que recubre el tórax. Sólo se ha extendido al revestimiento exterior del pulmón en, a lo sumo, un par de pequeñas manchas. Todavía no se ha propagado a los ganglios linfáticos.
  • Etapa II: El mesotelioma implica la pleura derecha o la pleura izquierda que recubre el tórax y se ha diseminado desde el revestimiento del pecho hasta 1) el revestimiento externo de los pulmones, 2) al diafragma o 3) hacia el propio pulmón.
  • Etapa III: El mesotelioma implica pleura la derecha o la izquierda que recubre el tórax y se ha extendido a 1) la primera capa de la pared torácica, 2) la parte grasa del mediastino, 3) a un solo lugar en la pared torácica, 4) a la capa exterior que recubre el corazón o 5) a los ganglios linfáticos en cualquier lugar en el mismo lado del pecho.
  • Etapa IV: El mesotelioma implica pleura la derecha o la izquierda que recubre el tórax y se ha diseminado 1) a la pared del pecho, ya sea al músculo o a las costillas, 2) a través del diafragma, 3) a cualquier órgano contenido en el mediastino (esófago, la tráquea, el timo, los vasos sanguíneos), 4) en la columna vertebral, 5) a través de la pleura en el otro lado del pecho, 6) a través del revestimiento del corazón o en el propio corazón, 7) en el plexo braquial (nervios que conducen al brazo), 8) en los ganglios linfáticos fuera de ese lado del pecho, o 9) se ha propagado a otros órganos a través del torrente sanguíneo.

El Sistema Brigham

El Sistema de Brigham es el último sistema y determina las etapas del mesotelioma de acuerdo con la resecabilidad (la capacidad de eliminarlo quirúrgicamente) y afectación de los ganglios linfáticos.

  • Etapa I: Tumor quirúrgicamente extraíble y sin propagación ganglionar
  • Etapa II: Tumor quirúrgicamente extraíble y con afectación de los nódulos linfáticos
  • Etapa III: tumor no extraíble quirúrgicamente debido a que se extiende dentro de la pared del pecho, al corazón, a través del diafragma o en el peritoneo (el revestimiento abdominal). Los ganglios linfáticos fuera del tórax pueden o no tener la enfermedad en ellos.
  • Etapa IV: La enfermedad se ha propagado a otras partes del cuerpo

Sus médicos pueden utilizar uno o más de los sistemas de clasificación anteriores para evaluar la extensión del mesotelioma e identificar las opciones de tratamiento apropiadas.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para las personas diagnosticadas con mesotelioma?

Si bien actualmente no existe una cura conocida para el mesotelioma maligno, están disponibles tratamientos como la cirugía, la quimioterapia y la radiación que son los más comunes.

Su médico le recomendará un tratamiento o una combinación de terapias que sean las mejores para su situación. El curso del tratamiento dependerá de un número de factores, incluida la localización de la enfermedad, la etapa de la enfermedad, su edad, su estado de salud en general y sus preferencias.

La información proporcionada a través de este sitio web es sólo para su información, y no debe remplazar a un diagnóstico médico completo.

Opciones tradicionales de tratamiento

Hay tres tipos tradicionales de tratamiento para los pacientes con mesotelioma maligno:

  • Cirugía (extracción física del cáncer)
  • Quimioterapia (uso de medicamentos para combatir el cáncer)
  • Radioterapia (uso de rayos X en dosis elevadas para eliminar las células cancerosas)

Los médicos suelen usar dos o más de estos cursos de tratamiento de forma conjunta para proporcionar la máxima probabilidad de éxito. Este enfoque “multimodal” presenta la mayor promesa para la supervivencia de los pacientes con mesotelioma maligno. La terapia trimodal, en la que se utilizan las tres modalidades, se considera el enfoque más eficaz y agresivo.

Cirugía

Hay varios tipos de cirugías utilizadas para tratar el mesotelioma y el tipo y la etapa de la enfermedad determinarán el tipo de cirugía. Los tumores de mesotelioma son generalmente grandes y difíciles de eliminar por completo, por lo que la cirugía por lo general se combina con otros tratamientos contra el cáncer para garantizar los mejores resultados en la destrucción del tumor.

En general, existen dos tipos de métodos quirúrgicos para el tratamiento del mesotelioma:

  • Procedimientos paliativos: son los que tratan los síntomas del mesotelioma, proporcionando un alivio para el paciente, sin tratar agresivamente la enfermedad en sí. Tubo de Drenaje del Pecho y Pleurodesis
    El objetivo de la pleurodesis química es causar una irritación entre las dos capas que cubren el pulmón. Esta irritación provoca una obliteración del espacio entre las capas donde se acumula el fluido, y evita además que el fluido sea capaz de acumularse allí. Existe una variedad de agentes que se pueden utilizar incluido el talco y la bleomicina. Puesto que el espacio pleural está cerrado, los líquidos se drenan fuera de la cavidad del pecho mediante el uso de un tubo en el pecho. Derivación pleuroperitoneal
    La derivación pleuroperitoneal se ha utilizado en pacientes en los que ha fracasado la pleurodesis química, la quimioterapia o la radioterapia. La derivación pleuroperitoneal puede proporcionar un tratamiento paliativo eficaz en pacientes con un pulmón atrapado o en los que el tratamiento ha fracasado.
  • Opciones potencialmente curativas: son procedimientos médicos que intentan eliminar toda la enfermedad macroscópica con “intención curativa”. Las células de la enfermedad microscópica residual se retiran luego a través de la terapia adyuvante. Pleurectomía o decorticación
    Una Pleurectomía o decorticación es un procedimiento quirúrgico donde la pleura, la membrana que recubre los pulmones y la cavidad torácica, se retira, sin la eliminación de todo el pulmón. Esta opción de tratamiento se realiza generalmente en pacientes con etapas tempranas del mesotelioma. Neumonectomía extra-pleural (PPE)
    La PPE es la eliminación de la pleura, el diafragma, el pericardio, y todo el pulmón que están afectados por el tumor. La EPP se considera una terapia radical y la mayoría de los cirujanos no la realizan con frecuencia, los pacientes son remitidos a centros especializados en estos tratamientos. Ambos procedimientos anteriores “potencialmente curativos” se utilizan normalmente en combinación con otras opciones de tratamiento (terapia multimodal).

Quimioterapia

La quimioterapia usa medicamentos para matar las células cancerosas y se puede utilizar como tratamiento primario para el mesotelioma, o se puede utilizar como parte de un enfoque multi-modal. La quimioterapia se conoce como un tratamiento sistémico porque el medicamento se introduce en el torrente sanguíneo del paciente y viaja a través del cuerpo matando las células cancerosas. Los medicamentos pueden administrarse en forma de píldoras, o inyectarse en el cuerpo a través de una aguja.

Además de matar las células cancerosas, los medicamentos de quimioterapia funcionan para restringir la proliferación incontrolada de las células cancerosas anormales, impidiendo que se dividan y multipliquen.

La quimioterapia no se considera como un enfoque “curativo” para el tratamiento del mesotelioma y en vez de ello se centra en reducir los tumores existentes (por lo general antes de la cirugía, terapia neoadyuvante), control de la propagación de las células cancerosas, y la eliminación de las células cancerosas residuales después de la cirugía (terapia adyuvante) .

Para tratar eficazmente el mesotelioma, Se puede utilizar más de un medicamento en la quimioterapia. Dependiendo de los medicamentos, la cantidad tomada y el periodo de tratamiento, puede haber efectos secundarios. Históricamente, la doxorrubicina ha sido el fármaco más ampliamente utilizado de quimioterapia de un solo medicamento. Otros fármacos más nuevos, incluida la gemcitabina, el cisplatino, el carboplatino, la epirrubicina, la ciclofosfamida, la ifosfamida, la vinorelbina, el paclitaxel, y el metotrexato, ahora se prefieren a menudo y por lo general se administran en diferentes combinaciones.

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos X de alta energía para ayudar a destruir las células cancerosas y reducir los tumores. La radiación puede provenir de fuera del cuerpo a partir de una máquina (radiación externa) o de materiales radiactivos colocados directamente dentro o alrededor de las células cancerosas a través de tubos plásticos delgados (radiación interna o por implante).

En el mesotelioma pleural, es difícil irradiar el tejido del tumor con éxito sin dañar los órganos cercanos, como los pulmones, el corazón y el hígado. Sin embargo, la radioterapia puede ser muy eficaz en el alivio del dolor en ciertas situaciones. Los factores que pueden afectar el uso de la radioterapia incluyen el volumen del tumor y lo cerca que se encuentre a los órganos vitales.

Tratamientos no tradicionales

Terapia fotodinámica

La terapia fotodinámica destruye las células cancerosas mediante el uso de la energía de la luz y también puede ser eficaz cuando se combina con la cirugía. Aunque este tratamiento se encuentra en la etapa experimental para el mesotelioma, ha mostrado resultados prometedores en el tratamiento de otros tipos de cáncer. En el procedimiento, el paciente recibe un fotosensibilizador (un fármaco que hace que las células sean sensibles a longitudes de onda específicas de la luz), que se acumula en las células cancerosas pero no en las células sanas. Una vez que las células se han sensibilizado, se colocan cables de fibra óptica en el cuerpo (por lo general a través de cirugía abierta de tórax) de modo que se pueda enfocar la frecuencia correcta de luz sobre el tumor. Esto hace que el fármaco fotosensibilizador produzca una molécula de oxígeno tóxico que mata a la célula cancerosa.

Terapia génica

Se trata de un nuevo tratamiento, actualmente en ensayos clínicos. Este enfoque permite dirigir el tratamiento hacia los tumores, en lugar de destruir las células sanas, que es el aspecto negativo de la quimioterapia tradicional. En la terapia génica, el cáncer se trata mediante la alteración de defectos genéticos que permiten que un tumor se desarrolle. Un “gen suicida” se inserta directamente en el tumor, lo que hace las células sensibles a un fármaco normalmente ineficaz. El fármaco se administra a continuación a las células cancerosas recién sensibilizadas y destruye las células mientras que deja ilesas las células sanas.

Inmunoterapia

La inmunoterapia (o terapia biológica) trata al cáncer mediante el uso del propio sistema inmunológico para combatir las células cancerosas. Otro nombre que a menudo se aplica a esta terapia es modificadores de la respuesta biológica (MRB). Aunque aún no se puede obtener, están en marcha estudios clínicos prometedores para la inmunoterapia.

¿Qué tipos de lesiones puede causar el asbesto?

Cuando una persona respira asbesto, las fibras pueden alojarse en los pulmones. Una vez allí, pueden causar cicatrices. Las fibras de asbesto también pueden causar mesotelioma y cáncer pulmonar.

Los tipos específicos de enfermedades asociadas con la exposición al asbesto incluyen:

  • Asbestosis:

El asbesto puede causar cicatrices en los pulmones y en la mucosa de los pulmones. Estas cicatrices se conocen como asbestosis o fibrosis intersticial. Si ocurre la suficiente cicatrización, puede afectar la elasticidad de los pulmones y obstaculizar su capacidad para intercambiar gases. Como resultado, se produce una toma de oxígeno inadecuada en la sangre. Esta deficiencia conduce a la falta de aire. Con el tiempo, la capacidad respiratoria disminuye y en algunos casos llega a ser fatal.

La asbestosis, como otras enfermedades causadas por el asbesto, es una enfermedad latente, se requieren de 10 a 50 años después de la exposición al asbesto para que una persona se enferme.

No existe cura conocida para la asbestosis.

  • Mesotelioma:

El asbesto también se puede alojar en el recubrimiento de los pulmones, comúnmente se conoce como la pleura y en el abdomen se conoce como peritoneo.  Estas fibras pueden causar un tipo de cáncer conocido como mesotelioma. La única causa conocida del mesotelioma es el asbesto.

EL mesotelioma aparece al menos 10 años después de la exposición al asbesto. En algunos casos, una persona expuesta al asbesto hace 60 años se le puede diagnosticar con mesotelioma.

  • Cáncer pulmonar:

El asbesto también puede causar cáncer pulmonar. Una persona no fumadora puede presentar cáncer debido a la exposición al asbesto. Si fumó en el pasado o fuma en la actualidad, y le han diagnosticado cáncer pulmonar, el asbesto puede ser una causa de su cáncer. Para los fumadores, el asbesto y el tabaco actúan juntos, lo que incrementa mucho el riesgo de contraer cáncer pulmonar. La combinación de ser fumador y el asbesto puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer pulmonar.

El cáncer pulmonar se puede tratar, dependiendo de su severidad y del historial médico del individuo.

Para información sobre los centros de tratamiento del cáncer pulmonar, haga clic aquí.

  • Otros tipos de cáncer:

El asbesto también se ha asociado a muchos otros tipos de cáncer, incluido el cáncer de garganta y el cáncer en el área estomacal.

  • Placas pleurales

El asbesto puede causar placas y calcificación que se forman en la parte exterior de la pleura de los pulmones.

¿Qué profesiones y ocupaciones estan en contacto con asbesto?

Existe una amplia variedad de profesiones y trabajos que estuvieron expuestos al polvo de asbesto. No solo son los trabajadores que trabajaron directamente con el asbesto y los productos de asbesto quienes están padeciendo de enfermedades causadas por el asbesto como la asbestosis, cáncer pulmonar y mesotelioma. Las víctimas incluyen trabajadores que trabajaron cerca o vivieron con gente que estuvieron expuestos al asbesto. Puesto que el polvo de asbesto se suspende en el aire y puede ser invisible, las fibras viajan a lo largo del lugar de trabajo y exponen a todos los trabajadores de la ubicación. En una sola barrida, millones y millones de fibras de asbesto se pueden liberar a la zona de respiración de cualquiera en las cercanías. Durante el transcurso de su carrera, un trabajador puede respirar varios millones de fibras, algunas de las cuales se pueden alojar en los pulmones y causar lesiones.

Algunas de las ocupaciones que están asociadas típicamente con la aparición del mesotelioma y otras enfermedades causadas por el asbesto incluyen:

  • Recubridor de tuberías
  • Obreros
  • Mecánicos de frenos
  • Mecánicos de automóviles
  • Constructores de molinos
  • Pintores
  • Yeseros
  • Marineros de marinas mercantes
  • Fontaneros
  • Acabadores de cemento
  • Trabajadores de fundiciones
  • Carpinteros
  • Plomeros
  • Colocadores de techos
  • Marinos
  • Trabajadores de patios de marina
  • Trabajadores de la industria del papel
  • Electricistas
  • Albañiles
  • Caldereros
  • Mecánicos automotrices
  • Maquinistas
  • Colocador de tablones de manera para celosías
  • Aisladores
  • Soldadores
  • Trabajadores de láminas de metal
  • Operadores de grúas
  • Mecánicos de aeronaves
  • Ingenieros
  • Acopladores de tuberías de vapor
  • Trabajadores en albañilería
  • Estibadores
  • Trabajadores de las plantas
  • Trabajadores de centrales eléctricas
  • Trabajadores de ferrovías
  • Inspectores
  • Trabajadores de mantenimiento
  • Trabajadores de fábricas de papel
  • Afiladores

Estas son solo algunas de las ocupaciones involucradas. Si se le ha diagnosticado una enfermedad producida por el asbesto (cáncer pulmonar, mesotelioma o asbestosis), póngase en contacto con Belluck & Fox para evaluar su demanda.

Si estuve expuesto al asbesto hace muchos años, ¿Por qué hasta ahora fui diagnosticado con mesotelioma, cáncer pulmonar o asbestosis?

Las enfermedades y cánceres causados por el asbesto son enfermedades que presentan latencia. Esto significa que las lesiones por la exposición a las fibras de asbesto no son aparentes hasta al menos diez años después de la exposición. En muchos casos, las enfermedades ocurren hasta 60 años después de la exposición a las fibras de asbesto. Por lo tanto, es posible que a las personas expuestas al asbesto en las décadas de 1940, 1950, 1960, 1970 y 1980 se les venga a diagnosticar hasta ahora.

¿Qué es el asbesto?

El asbesto es un mineral utilizado en algunos materiales de construcción y de aislamiento. Las minas de asbesto en todo el mundo, muchas de ellas en Canadá, produjeron más de 250 millones de toneladas de asbesto para su uso en los Estados Unidos entre 1890 y 1970. El asbesto se añadió a una variedad de productos, incluyendo productos para aislamiento, frenos de automóviles, productos a prueba de fuego, revestimiento de tuberías, cementos, materiales refractarios, juntas, baldosas y compuestos para juntas.

Desde 1920 las empresas que fabricaban estos productos conocían los peligros del asbesto. Sin embargo, el asbesto fue vendido y utilizado ampliamente sin advertencias hasta la década de 1980.  Los productos de asbesto aún no están prohibidos en los Estados Unidos y en otros países, pero ya no se usan tan ampliamente.  Había materiales alternativos que podrían haberse utilizado en lugar del asbesto.

Durante la instalación, reparación, mantenimiento, renovación y retirada de materiales de asbesto, los productos se cortaron, rasparon, lijaron y alteraron de otro modo. Algunos materiales, como los cementos, se mezclaron en los sitios de trabajo utilizando fibras crudas de asbesto. Estos procesos produjeron polvo, que fue inhalado por los trabajadores que trabajaban con y en torno de este material. El polvo de estos productos también viajó a través de edificios, fábricas y barcos, y permaneció suspendido en el aire por semanas. Cuando se barrían, estos materiales se volvían a suspender en el aire, donde eran respirados de nuevo por los trabajadores en las cercanías.

Una gran cantidad de trabajadores fueron expuestos al asbesto, incluidos trabajadores de astilleros, trabajadores de fábricas, plomeros, chapistas, fontaneros, obreros, maquinistas, mecánicos, trabajadores de centrales eléctricas, y electricistas. Una nube de polvo generada a partir de productos de asbesto puede contener millones o miles de millones de fibras, e incluso una pequeña cantidad de asbesto puede causar daño pulmonar. También se le pueden generar lesiones a las personas que lavan la ropa de los miembros de su familia después de regresar a casa del trabajo y a las personas que utilizan productos de asbesto en sus hogares, como baldosas.

Con frecuencia, las personas no recuerdan inmediatamente cómo fueron expuestos al asbesto, y es posible que crean que nunca presentaron exposición al asbesto. Con frecuencia, una revisión cuidadosa de la historia de vida y de la historia laboral de una persona revela exposiciones a productos de asbesto que no eran aparentes anteriormente.

Entra en contacto con nosotros si has estado expuesto y tienes síntomas de mesotelioma.

Si se le ha diagnosticado mesotelioma o alguna otra enfermedad producida por el asbesto (cáncer pulmonar o asbestosis), póngase en contacto con Belluck & Fox para evaluar su demanda.

 

Our Attorneys

  • Bryan Belasky Attorney
  • Jordan Fox Attorney
  • Joe Belluck Attorney
  • Seth Dymond Attorney
  • James Long Attorney
  • Brian Fitzpatrick Attorney
  • Richard White Attorney
  • William McDonald Attorney
  • Bonnie Steinwolf Attorney
  • Brittany Russell Attorney
  • David Satisky Attorney
  • Jessica Russel Attorneys
  • John Ryan Attorneys
  • Mike Macrides Attorney
  • Rachel Lanier
  • William Papain Attorney